Rohollah Balvardi Rohollah Balvardi

Registro de usuarios



Usuarios

En línea

Tenemos 15 invitados conectado(s)

El narigudo y el borrachín PDF Imprimir Correo
Escrito por Administrator   
Martes, 18 de Octubre de 2011 21:03

 

“Aunque en un principio la célebre rivalidad entre Góngora y Quevedo se basó en la diferente forma de entender la poesía, muy pronto se convirtió en algo personal, provocando que se insultaran de forma cruel pero increíblemente ingeniosa, durante años, a través de terribles poemas satíricos. En ellos Quevedo acusaba a Góngora de ser un sacerdote indigno, homosexual, aficionado al juego e indecente. Además se mofaba de su aspecto físico, como en el popular poema “A una nariz”, en el que insinuaba de forma velada que era un judío converso. Góngora, por su parte, se hizo eco de los rumores sobre la afición de Quevedo por las prostitutas y le achacaba ser un borracho empedernido llamándole “don Francisco de Quebebo”. A pesar de no soportarse, gracias a estos poemas el odio que sentían el uno por el otro acabó uniéndoles para toda la eternidad." "Lo que Robinson Crusoe le contó a Lolita"

 

 
Rohollah Balvardi
Rohollah Balvardi