Rohollah Balvardi Rohollah Balvardi

Registro de usuarios



Usuarios

En línea

Tenemos 25 invitados conectado(s)

La lucha de la diosa Minerva contra los vicios PDF Imprimir Correo
Escrito por Administrator   
Martes, 03 de Marzo de 2015 19:06

 

LA LUCHA DE LA DIOSA MINERVA CONTRA LOS VICIOS

LUJURIA, OCIOSIDAD, LASCIVIA… LA DIOSA MINERVA LUCHA CONTRA LOS PRINCIPALES VICIOS EN FAVOR DE LA VIRTUD  EN ESTA ESCENA MITOLÓGICA QUE ANDREA MANTEGNA PINTÓ EN 1502 PARA ISABELLA D’ESTE.

El “estudiolo”, ese espacio privado tipo gabinete en el que se desarrollaban las actividades intelectuales y la meditación, se puso de moda en la Italia del Quattrocento.  Las familias nobles comenzaron a dedicar habitaciones al espacio intelectual y eso sumaba prestancia al apellido. Así, la esposa de Francisco  II Gonzaga, Isabella d’Este, mandó construir un estudiolo para ella en una torre  del Castillo de San Giorgio (Mantua).

Contó entre otros profesionales, con la colaboración de varios pintores que debían plasmar una única idea: la victoria de la virtud sobre el vicio.

A Andrea Mantegna (1431-1506), le encargó dos lienzos, “Parnassus” y “Minerva expulsando a los vicios del jardín de la virtud” (1502), que fueron pintados para ser colocados uno frente a otro. El artista estuvo bajo el mecenazgo de la marquesa  desde 1459 hasta su muerte. Durante esos 47 años , el italiano realizó diversos cuadros en los que la obsesión por lograr representar cuerpos de perfectas proporciones le valió el título de “maestro” en las siguientes generaciones de pintores italianos del siglo XVI.

En el caso específico del cuadro de Minerva , además de las perfectas proporciones, llama la atención que está llena de frases y palabras que, si bien ayudan a leer la escena  e ir distinguiendo cada uno de los significados, no deja de ser algo enigmático y complejo: un centauro ha raptado a Diana y la tiene prisionera. Minerva, su hija, tiene que rescatarla, así como expulsar a todos  aquellos que representan el vicio y que perjudican el jardín de la virtud.

1.-VIRTUDES.-Tres de las cuatro virtudes cardinales descienden desde el cielo. Vemos a Fortaleza ( de rojo, alzando una columna), Justicia (de azul, con una espada y una balanza) y Templanza (de verde, con un jarrón desde el que derrama un líquido).

2.-DAFNE.-Un laurel con cuerpo y rasgos humanos hace referencia al mito de Dafne, la ninfa que se convierte en árbol después de haber sido perseguida por Apolo. Alrededor del árbol una cinta en la que puede leerse (en latín, hebreo y griego): “Vamos, compañeras divinas de las virtudes que regresan a nosotros desde el cielo, expulsen a estos monstruos asquerosos de los vicios de nuestros asientos”.


3.-MINERVA.- Es la diosa de la sabiduría, las artes y la guerra. Vestida de guerrera representa la prudencia, que es la mayor de las virtudes, porque es la que evita y lucha contra los vicios. Es la heroína en el cuadro y tiene dos misiones: rescatar a la madre de las virtudes de su prisión de piedra y expulsar definitivamente  a los vicios del jardín.

4.-CUPIDOS.-Sus flechas provocan enamoramientos instantáneos, lujuria, pasión desmesurada a quienes atraviesa, pues los hechiza de amor. Por eso Minerva los espanta fuera del jardín.

5.-CUPIDOS-BÚHO.- Este ave suele formar parte de la simbología de Minerva  porque simboliza la sabiduría. Sin embargo, Mantegna los representa como niños alados con cara de búhos, por lo que pierden su significado inicial y se convierten en una especie de genios guardianes de los vicios.

6.-SÁTIROS.-La imagen de lascivia que ya aportan los cupidos, se intensifica con la familia de sátiros, pues representan el apetito sexual desenfrenado.

7.-VENUS.-Diosa del amor, la belleza y la fertilidad, es representada sobre un centauro. No parece preocuparse por la persecución de Minerva.  En algunos cultos romanos, también es identificada como diosa de la pereza y la holgazanería.

8.-DIANA.-La madre de las virtudes, Diana, está en una prisión de piedra, tras los muros, y pide auxilio a sus hijas Minerva, Fortaleza, Justicia y Templanza a través de una banda que pende de ella y en la que traduce “Salvad pronto a la madre de las virtudes”.

9.-MUJERES.-Se trata de dos féminas espeluznantes, monstruosas, que representan dos vicios. La encorvada, sin brazos y desnuda, simboliza la ociosidad, y la vestida con expresión de lentitud, la inercia, como señala la cinta que le rodea el brazo.

10.-MONO HERMAFRODITA.-Una de las criaturas más extrañas de las representadas en el cuadro, está identificado con una cinta diminuta alrededor de su abdomen que reza : “Semilla de todas las cosas malas”, y en su mano porta una banderita que proclama “odio eterno, fraude y malicia”. En los bestiarios medievales, el mono simboliza la lujuria.

11.-CENTAUROS.-Se trata de criaturas salvajes, sin leyes, que viven en hordas y desde los instintos más animales. Son el símbolo de la concupiscencia, la brutalidad, la bestialidad, y, por encima de todo, de la lujuria.

12.-FAUNO.-Adorado como dios profético, es un ser alegre y caprichoso y se le suele reconocer como autor de apariciones espectrales y símbolo de lascivia y voluptuosidad, morados de los bosques y encantador de ninfas. Lleva en sus brazos a un cupido que aún no tiene alas, y a un cerdo que simboliza los deseos impuros, de lo amoral y lo perverso.

13.-BORRACHOS.-Una mujer y un hombre cargan a otro que está borracho. Se pueden ver cintas distintivas en sus cabezas. En la del primero se lee “ingratitud”; en la de la mujer, “avaricia”. La cabeza del borracho está coronada y en la inscripción dice “ignorancia”. Así queda la ignorancia representada como una de las peores enemigas de la virtud.

Última actualización en Martes, 03 de Marzo de 2015 21:41
 
Rohollah Balvardi
Rohollah Balvardi