Rohollah Balvardi Rohollah Balvardi

Registro de usuarios



Usuarios

En línea

Tenemos 22 invitados conectado(s)

Profanadores de tumbas PDF Imprimir Correo
Escrito por Administrator   
Domingo, 01 de Febrero de 2015 17:03

“Durante una época, Azorín y su amigo Pío Baroja, tomaron por costumbre visitar cementerios durante la noche. En una de estas incursiones acudieron al lugar donde reposaban los restos de Mariano José de Larra para rendirle homenaje.

Antes de entrar al cementerio la mujer que estaba en la puerta les advirtió que solo podían entrar los familiares, a lo que Baroja contestó: “Es uno de los nuestros”. Parece ser que tras depositar unos ramitos de violetas y leer  un discurso, los escritores abrieron el nicho y Azorín cogió el cráneo de Larra entre sus manos para  buscar el orificio de bala que segó su vida.

 
Rohollah Balvardi
Rohollah Balvardi