Rohollah Balvardi Rohollah Balvardi

Registro de usuarios



Usuarios

En línea

Tenemos 3 invitados conectado(s)

El suceso que avergonzó a la Monarquía de Luis XVIII PDF Imprimir Correo
Escrito por Administrator   
Sábado, 06 de Abril de 2013 14:26

 

EL SUCESO QUE AVERGONZÓ A LA MONARQUÍA DE LUIS XVIII

Uno de los naufragios más terribles de la Historia sucedió el 2 de julio de 1816, día en que la fragata de la Marina francesa “Medusa” encalló en un banco de arena en la bahía de Arguin, frente a la costa de la actual Mauritania. En la fragata iban 400 personas, y en los botes solo había espacio para 250, de modo que hubo que improvisar una balsa para los restantes, que sería amarrada a uno de los botes para llegar a buen puerto. No obstante, por accidente o de manera intencionada, las amarras se soltaron y la balsa quedó a la deriva. Tras 13 días sus ocupantes fueron rescatados por la Marina francesa, aunque de manera fortuita, pues nunca se hizo esfuerzo alguno por encontrarlos.

Este naufragio significó un escándalo internacional por diversos motivos. En principio, porque fue consecuencia de la incompetencia del vizconde Hughes Duroy de Chaumereys, quien fue designado por el propio rey para capitanear la fragata aun cuando apenas había navegado en los anteriores veinte años. Luego, porque no había botes suficientes para la totalidad de los ocupantes. Y por último, porque 132 personas murieron de hambre, inanición, deshidratación, asesinados, y todo esto significó la mayor de las vergüenzas para la monarquía francesa recién instaurada.

Théodore Géricault, pintor romántico, tenía 25 años cuando ocurrió la tragedia de la “Medusa” y desde la profunda conmoción que le causó el hecho quiso llevar al lienzo el naufragio.

Durante dieciocho meses estuvo trabajando en el cuadro que, en un principio, llamó “Escenas de un naufragio” para poder presentarlo al concurso en el Salón  parisino de 1819. Recibió los elogios de Luis XVIII, pero luego fue penalizado y no hubo comprador.

La belleza del desastre (Théodore Géricault)

CURIOSIDADES DEL CUADRO

1.-VELA.-El viento sopla hacia la izquierda y la fragata se ve a lo lejos, a la derecha. A través de la vela, que se hincha azotada por la fuerza del viento, Géricault registra la mayor de las tragedias, la desesperanza ante la imposibilidad de que balsa y fragata se encuentren, por ir en direcciones contrarias.

2.-JEAN BAPTISTE HENRY SAVIGNY. Uno de los 15 supervivientes. Médico y cirujano de profesión, escribió un informe en el que narra todos los acontecimientos del naufragio y acusa a las autoridades de  negligencia, corrupción y, al final, abandono, pues ni siquiera indemnizó a los supervivientes. Fue también quien le contó a Géricault los detalles del naufragio para que fuera posible la pintura.

3.-ALEXANDRE CORRÉARD.-Ingeniero geólogo y cartógrafo que formaba parte del equipo de 60 científicos que iban a explorar Senegal. Junto con Savigny, escribió el informe relatando los hechos del naufragio. Fue miembro de los “Caballeros de la Libertad”, organización clandestina que pretendía derrocar a Luis XVIII tras el advenimiento de Napoleón II.

4.-JEAN-CHARLES.-Único hombre, entre los 15 supervivientes del naufragio, que no tenía oficio, pues los demás eran científicos o militares, de modo que quedó como el encargado de tirar por la borda de la balsa los cadáveres o a aquellos muy enfermos, a quienes se ejecutaba. Murió de indigestión en el barco que los rescató, el “Argus”, al comer demasiada comida en muy poco tiempo.

5.-FRAGATA.-Géricault recoge el momento en que los tripulantes de la balsa pasan de la desesperanza a la máxima euforia, al divisar una fragata de la Marina francesa en el horizonte, que a pesar de haberlos visto, no los recogerá.

6.-BALSA.-Al no haber suficientes botes para las 400 personas que iban a bordo de la “Medusa”, fue necesario construir una barca apresuradamente, de 20 metros de largo por 7 de ancho. Era muy ligera, por lo cual, al subirse los 147 tripulantes que irían en ella, se hundió parcialmente por los lados. La primera noche, los 20 que estaban en los bordes cayeron al mar, de modo que al día siguiente hubo motín en la balsa por ir en el centro. Géricault mandó construir una réplica de la balsa a escala con uno de los supervivientes del naufragio, Lavillette, que era carpintero.

7.-EUGÉNE DELACROIX.-Ambos pintores eras íntimos amigos, y Gériacult quiso hacerle un homenaje  retratándolo dos veces en el mismo cuadro. Más tarde, Delacroix hará lo mismo y lo retratará en su “Barca de Dante”, como uno de los muertos del infierno que choca con la barca.

8.-BARRILES DE VINO.-La situación fue desesperada desde un primer momento para los 147 que conformaban la tripulación de la balsa, pues solo tenían para el sustento una bolsa de galletas que se comieron el primer día, dos contenedores de agua     que el mismo día cayeron al mar y dos barriles de vino, que mezclaban con agua salada  para hacerlo rendir.

9.-HACHA.-Si bien Géricault omite el canibalismo del que fueron partícipes los náufragos durante los 13 días y que fueron luego descritos por los supervivientes, el hacha ensangrentada es indudablemente una alusión a ello, pues Savigny narra cómo cortaban en tiras la carne de los cuerpos para que se secaran al sol y luego comerlas.

10.-MUERTOS.- El pintor alquiló un taller en las cercanías del Hospital de Beaujon  para poder ir con frecuencia a observar a agonizantes y cadáveres, y obtuvo la autorización  para llevarse a su taller trozos de cuerpos, de modo que podía ir observando diariamente cómo ocurría el proceso de descomposición de la carne, así como los cambios de color de la piel.

Magazine "El Mundo

 

Última actualización en Martes, 07 de Marzo de 2017 18:51
 
Rohollah Balvardi
Rohollah Balvardi